Pablo González - Diseñador web

3 razones por las cuales un sitio web es vital para una pequeña empresa

3 razones por las cuales un sitio web es vital para una pequeña empresa
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Llevar adelante tu propio negocio no es una tarea fácil, y tu lista de tareas es de nunca acabar. Dicho esto, no deberías usar ese argumento como una excusa para tomar atajos cuando se trata de tener visibilidad on line. Un sitio web es vital para posicionarte en línea con una presencia fuerte y profesional que de a los clientes la imagen que quieres de tu negocio y los motive a hacer negocios contigo. Con esto en mente, considera estas tres razones por las que tener un sitio web es importante.

La primer impresión cuenta

Enfrentémoslo – vivimos en un mundo donde la gente googlea antes de comprar, y revisa las reseñas realizadas por otras personas. Debido a esto, quieres que tu primera impresión sea lo mejor que pueda ser. Comenzando con tu sitio web, los consumidores están juzgando y tomando decisiones incluso acerca de si visitarán o no tu tienda, restaurante u oficina. Es probable que no tomen la iniciativa de conocerte si creen que tu sitio web no refleja el tipo de experiencia que tu negocio debe ofrecer.

Las vidrieras ya no son lo que solían ser

Pasear por la calle ya no es la única manera que la gente tiene para echar un vistazo a las tiendas y otras pequeñas empresas hoy en día. Los clientes están constantemente buscando dónde planean hacer sus próximas compras en los buscadores de internet. Asegúrate de que tu empresa está bien representada, sobre todo en los buscadores, pero también en guías, clasificados, directorios y sitios de reseñas. Además de tener la dirección de tu página web disponible, también asegúrate de que tu dirección, número de teléfono y correo electrónico sean fácilmente visible en todo material de promoción que realices. Los enlaces a redes sociales pueden ser útiles, pero sólo si éstas están realmente activas.

No tener sitio web significa perder negocio

Por ahora está claro que si no tienes un sitio web te estás perdiendo oportunidades para que los clientes identifiquen quién eres y si quieren gastar dinero contigo. Dicho esto, si tienes un mal sitio web es mejor no tener ningún sitio web. Mientras que ningún sitio web equivale a oportunidades perdidas, un mal sitio web puede ser peor, ya que literalmente hace que tu negocio se vea mal. Si no puedes promover con orgullo el sitio web que tienes actualmente on line mejor desactivalo si no tienes planes de actualizarlo. Un sitio web malo es mucho peor que ningún sitio web – pero seamos claros … ambos son malos para los negocios.
Tener un sitio web profesional y pulido que funciona fácilmente y ofrece a los clientes una navegación fácil, imágenes fotográficas fuertes, contenido de calidad profesional y una experiencia general que los involucra lo suficiente para que quieran hacer negocios con usted es la clave.
× Whatsapp